RESULTADOS CONCURSO 2016 PARA FINANCIAMIENTO DE PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

Proyecto Nº 2016 -2 
“NUEVOS MÉTODOS PARA EL DIAGNÓSTICO DE HIPERCORTISOLISMO SUBCLÍNICO DE ORIGEN SUPRARRENAL”
Investigador Principal: Dr. René Baudrand Biggs. Facultad de Medicina, Departamento de Endocrinología, Pontificia Universidad Católica de Chile.
Investigador Alterno: Dr. Francisco Guarda
Co-investigadores: Doctores Fidel Allende, Ignacio San Francisco y Roberto Olmos.
 
Proyecto Nº 2016 -3 
“LA ACTIVIDAD DE GH ES FAVORECIDA POR ESTRADIOL Y/O TESTOSTERONA AUMENTADO LA SÍNTESIS DE IGF-1 EN CÉLULAS HEPG2”
Investigador Principal: Paula Ocaranza Osses
Investigador Alterno Dr. Germán Iñiguez, Universidad de Chile, IDIMI.

PREMIO 2016 AL MEJOR TRABAJO PUBLICADO EN TEMAS ENDOCRINOLOGÍA Y DIABETES EN REVISTA EN EL EXTRANJERO DURANTE EL 2015

THE EXPRESSION OF RAC1 AND MINERALOCORTICOID PATHWAY-DEPENDENT GENES ARE ASSOCIATED WITH DIFFERENT RESPONSES TO SALT INTAKE AMERICAN JOURNAL OF HYPERTENSION 2015 JUNE, 28 (6): 722-728
Alejandra Tapia-Castillo, Cristian A. Carvajal, Carmen Campino, Caroline Hill, Fidel Allende, Andrea Vecchiola, Carmen Carrasco, Rodrigo Bancalari, Carolina Valdivia, Carlos Lagos, Alejandro Martinez-Aguayo, Hernan Garcia, Marlene Aglony, Rene F. Baudrand, Alexis M. Kalergis, Luis F. Michea, Claudia A. Riedel, and Carlos E. Fardella

ULTIMA REUNIÓN CLÍNICA DEL AÑO

Con una importante cantidad de socios se efectuó en el Centro Saval Manquehue la última reunión clínica del año. En la instancia, dos casos del área endocrinológica concitaron el interés de los asistentes como también de aquellos que se conectaron a través del streaming de www.canalsoched.cl. El primero “Hipercalcemia asociada a Enfermedad Granolumatosa por silicona” fue expuesto por la Dra. Paola Hernández, del Hospital San Juan de Dios. “Este es un caso muy poco frecuente. De hecho solo se encuentran algunos casos clínicos en la literatura y en años muy recientes. La importancia es que debemos estar atentos ya que las personas están cada día efectuándose mas procedimientos cosméticos, por lo que dentro del diagnóstico diferencial de la Hipercalcemia, hay que tener presente, la posibilidad de una granulomatosis asociada a silicona u otras sustancias de relleno, pese a la poca frecuencia”, afirmó la Dra. Hernández. Entre los múltiples comentarios de la audiencia presencial y remota, se señaló que también se están presentando casos de hipercalcemia asociados a VIH.
Posteriormente se presentaron dos casos clínicos asociados a “Complicaciones Endocrinológicas de la Hemocromatosis”, expuesto por el Dr. Luis Felipe Zavala, del Grupo de Endocrinología de la Universidad Católica. La más conocida y más frecuente complicación endocrinológica asociada a hemocromatosis es la Diabetes Mellitus, pero hay otras menos reconocidas y que su diagnóstico puede ser muy importante para la calidad de vida de los pacientes. “Lo más relevante de este caso tiene que ver con la sospecha, que puede modificar el diagnóstico del paciente. Esta complicación puede ser más frecuente de lo que pensamos, porque no siempre lo buscamos, y ese es el mensaje que se quiso dar en la presentación”, afirmó el Dr. Zavala.
Ambas presentaciones fueron destacadas por lo interesante de los casos clínicos, la excelente presentación y sobre todo porque “nos pusieron al día sobre entidades poco conocidas y que debemos estar atentos a buscar, especialmente si se dan los antecedentes clínicos para su sospecha” comentó la Dra. Aylwin al finalizar la reunión. Manifestó que ojalá quienes no pudieron asistir las vean posteriormente en el Canal SOCHED, donde estarán disponibles al igual que todas las reuniones clínicas del año. Finalmente la Presidente de la Sociedad recordó que el próximo encuentro es en el XXVIII Congreso SOCHED, que se desarrollará desde el 9 al 11 de noviembre en Puerto Varas, e invitó a “llegar temprano para asistir a la presentación del Consenso de Nódulo Tiroideo”.

DÍA MUNDIAL DE LA OSTEOPOROSIS

Este jueves 20 de octubre se conmemora la fecha dedicada a esta enfermedad que provoca que los huesos se vuelvan frágiles, y sean más propensos a romperse. Cualquier persona puede padecerla, pero es más común entre mujeres de edad avanzada.
Será uno de los temas centrales del XXVII Congreso de la Sociedad Chilena de Endocrinologìa y Diabetes, que se realizarà entre el 10 y12 de noviembre, en el Hotel de la Bahìa en Coquimbo.
La osteoporosis es una enfermedad en la que los huesos se vuelven débiles y tienen una tendencia a fracturarse. La pérdida ósea, es gradual y no produce dolor, razón por la cual no suele haber síntomas que indiquen que la persona está desarrollando esta patología. Por este motivo se dice que esta enfermedad es “silenciosa”, y aquel que la padece no sabrá que la posee hasta que se fracture un hueso. Aunque es muy común que las fracturas por osteoporosis se produzcan en la columna, la muñeca o la cadera, este tipo de fractura también puede ocurrir en otros huesos. Cualquier persona puede tener osteoporosis, pero es más común entre mujeres de edad avanzada.
La Organización Mundial de la Salud (OMS), recuerda que unas 3 millones de personas sufren fractura de cadera cada año, de las cuales 200.000 mueren a consecuencia directa de ese traumatismo. De esas fracturas la tercera parte casi se registra en América Latina y Asia.
Los dos principales factores de riesgo para desarrollar osteoporosis, son el envejecimiento y la baja masa ósea. Así lo explicó el Dr. Gilberto González, vicepresidente de la Sociedad Médica de Santiago, y endocrinólogo de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED). “Ambos factores, disminuyen progresivamente la resistencia del esqueleto y lo hacen más susceptible de fracturarse en la columna, caderas u otros sitios, ante caídas o incluso golpes menores. En la mujer es también un factor de riesgo importante, la etapa del climaterio, donde al caer el nivel de estrógenos, junto con el cese de las reglas, menopausia, ocurre en algunas mujeres pérdida acelerada de masa ósea”, expuso el médico.
La consecuencia central de la osteoporosis es la fractura ósea por fragilidad, es decir, frente a traumas menores. Los sitios más frecuentes de fractura osteoporótica son la muñeca, columna vertebral y caderas. “La ocurrencia de fractura provocará dolor, incapacidad funcional y laboral. En estos casos y en el caso de la fractura de cadera, además existe riesgo aumentado de mortalidad por complicaciones derivadas de esta, como neumonía, trombosis venosa, entre otras, requiriendo en un porcentaje significativo de casos, cirugía, como en el caso de prótesis de cadera, para su recuperación funcional, a pesar de lo cual sólo uno de cada tres o cuatro pacientes con fractura de cadera logra recuperar su funcionalidad completa después de ello”, agregó el Dr. González.
Esta enfermedad afecta mayormente a la población femenina, y como expuso el Dr. Gilberto González, las causas de esta situación son principalmente dos. “La mujer por razones genéticas y hormonales forma menos huesos que el varón en la etapa de crecimiento y desarrollo. Y como se mencionó ya, la mujer experimenta normalmente, alrededor de los 50 años, un cese en la producción ovárica de estrógenos, en la etapa del climaterio, lo cual determina una pérdida posterior acelerada de masa ósea”, señaló el vicepresidente de la Sociedad Médica de Santiago.
La Dra. Marcela Barberán, endocrinóloga de la SOCHED, sostuvo que la prevención de la osteoporosis comienza con un óptimo crecimiento y desarrollo óseo durante la juventud. “Los huesos son tejido vivo, y el esqueleto crece constantemente desde el nacimiento hasta la adolescencia, y alcanza la fuerza y el tamaño máximo a comienzos de la edad adulta, alrededor de los 25 años. Como para muchas otras enfermedades crónicas del adulto, su prevención comienza en la niñez y debe seguir a lo largo de toda la vida, adquiriendo y manteniendo hábitos favorables para la salud ósea, como una buena nutrición, con un aporte adecuado de calcio y vitamina D, evitar el tabaquismo, el consumo excesivo de alcohol y sedentarismo”, expresó la especialista.
En personas que posean antecedentes en sus padres de fractura de cadera, o bien ellos mismos hayan presentado fractura después de los 40 años, deben consultar al médico para evaluar apropiadamente su riesgo de sufrir osteoporosis. Lo mismo en toda mujer después de los 65 años, o bien en el climaterio, al igual que en cualquier persona que no posea hábitos saludables para el hueso y/o que tenga antecedentes de enfermedades crónicas como artritis reumatoide, enfermedades inflamatorias intestinales, renales u otras que estén usando medicamentos como corticoides o anticonvulsivantes. “En todos estos casos, el médico evaluará para cada paciente su riesgo de osteoporosis, lo cual puede implicar en algunos realizar el examen más específico para ello, que es la densitometría ósea, la cual mide la cantidad de hueso y el riesgo”, afirmó el Dr. Gilberto González.