Select Page

Educación sobre Diabetes

Retinopatía Diabética: Lo que usted debe saber para evitar esta complicación

Ene 26, 2018 | Noticias Pacientes, Pacientes Diabetes

La retinopatía diabética (RD) es una complicación  de la Diabetes que consiste en el daño  de los  pequeños capilares y vasos sanguíneos que se  encuentran en la retina. La retina es una capa delgada de tejido de la pared posterior del ojo que contiene millones de células sensibles a la luz  y otras células que reciben y organizan la información visual transformándola en impulsos nerviosos que se envían al cerebro y permiten la visión. Los daños a la retina son una de las principales causas de ceguera.
Para tener buena visión, es necesario tener una retina saludable


OJO NORMAL
RETINA SANA   

                                      
¿Como la Diabetes  causa daño a la retina?
Los altos niveles de azúcar en la sangre producen un deterioro de los vasos sanguíneos que irrigan la retina, lo que lleva a un aumento de su permeabilidad y a la salida anormal de sangre y fluidos hacia la retina lo que poco a poco va produciendo distintas alteraciones que van desde daños leves a moderados y severos que si no se detectan y tratan a tiempo pueden llevar a la ceguera
¿Quién corre riesgo de desarrollar retinopatía diabética?
Todas las personas que tienen diabetes, tanto del tipo 1 como del tipo 2, tienen riesgo de sufrir esta complicación.
¿Cómo puedo saber si tengo retinopatía diabética?
No espere a tener síntomas
La retinopatía puede afectar a uno o a ambos ojos. Es una enfermedad silenciosa que no causa síntomas ni trastornos visuales hasta que está en etapas avanzadas. De manera que si usted tiene retinopatía diabética, al principio no notará ningún cambio en su visión.
El daño en la retina se pesquisa con el  examen del Fondo de Ojo
EL FONDO DE OJO es el examen que permite detectar si existe daño en la retina producido por la Diabetes. Puede ser efectuado en forma directa por  un oftalmólogo o a través de  un retinografo, tecnología que permite  capturar imágenes de la  retina y evaluar la presencia de alteraciones. Es muy importante que las personas con diabetes  se realicen  un fondo de ojo anual que permite observar de forma directa los pequeños vasos sanguíneos que irrigan la retina  y detectar  si existen cambios que indiquen la presencia de  esta complicación.

Un fondo de ojo anual permite detectar la presencia de retinopatía diabética

El examen del fondo de ojo permite detectar si la retina está normal (fig.1), si tiene lesiones  leves a moderadas (fig.2)  o avanzadas (fig.3).

 ¿Cómo se trata la retinopatía diabética?

Durante las primeras etapas de la retinopatía diabética no se necesita un tratamiento oftalmológico específico, pero es fundamental evitar que las lesiones progresen. Está demostrado que  con un buen control de la glicemia, de la presión arterial y del colesterol el avance de la retinopatía se puede detener.

La presencia de retinopatía en etapas precoces requiere de control oftalmológico más frecuente para evaluar si hay progresión y necesidad de terapia específica.

Para la retinopatía en etapas avanzadas existen distintas terapias como son la fotocoagulación con cirugía láser, inyecciones con fármacos que evitan que las lesiones vasculares progresen y otras cuya elección las define el oftalmólogo según el tipo y severidad de las  lesiones.

¿Qué puedo hacer para proteger mi vista?

  • Mantener buen control glicémico, de la presión arterial y del colesterol es fundamental para evitar el desarrollo y la progresión de la retinopatía diabética
  • Controlar anualmente el fondo de ojo permite detectar lesiones en la retina y  tratarlas oportunamente para evitar su progresión.