Diabetes tipo 2 y COVID-19 en pacientes que usan insulina

Diabetes tipo 2 y COVID-19 en pacientes que usan insulina

Educación sobre Diabetes

Tengo diabetes tipo 2 y uso insulina ¿Tengo mayor riesgo de infectarme?

Si tienes diabetes podrías tener un mayor riesgo de enfermar de COVID-19 (enfermedad causada por el coronavirus SARS-CoV-2), pero el mayor peligro es que si te enfermas, tu pronóstico puede ser más grave y requerir hospitalización.

LA CLAVE ES LA PREVENCIÓN.

Insulinoterapia y COVID-19 en pacientes con diabetes tipo 2 usuarios de insulina

En una persona con Diabetes Tipo 2, más que el tipo de tratamiento que usen para su control (insulina u otros fármacos) es la hiperglicemia (niveles altos de azúcar en la sangre) lo que  afecta los mecanismos  de defensa del organismo  (inmunidad),  y es por esto que disminuye la capacidad de defenderse frente a las infecciones. Sin embargo el usar insulina puede ser una ventaja ya que además Ud. debe contar con un medidor de glicemia capilar que le permite medir frecuentemente sus niveles de azúcar en la sangre y conocer cómo está su control. De esa forma, si su glicemia está elevada puede hacer todos los ajustes necesarios para mejorarla (revisar su dieta, dosis de insulina, etc.), lo que incluso le puede permitir estar mejor controlado frente a un paciente con diabetes que no usa insulina.

 

¿Debo tener alguna precaución especial en este tiempo?

  • – Evite exponerse en lugares donde circulen muchas personas (posibles fuentes de contagio): en lo posible no use locomoción pública, si puede quédese en casa, permanezca alejado al menos 1 a 2 metros de otras personas.
  • – Use siempre mascarilla y lávese frecuentemente las manos.
  • – Limpie y desinfecte cualquier objeto y superficie que se toque con frecuencia.
  • – Trate de evitar el contacto con cualquier persona que presente síntomas de enfermedades respiratorias, como tos.
  • – Verifique que tenga la vacuna contra influenza y neumococo.
  • – Intente mantenerse activo en domicilio

Mantenga contacto con su centro de salud idealmente por vía remota (teléfono, computador).

Siga las recomendaciones generales, exagerando incluso en algunas de ellas.

Recuerde que el mejor tratamiento es la prevención de la infección.

¿Y alguna precaución con relación a la insulina?

Siga las indicaciones habituales:

Mantenga la insulina a temperatura adecuada (entre 4 a 8º C en refrigerador) y la que está en uso, a temperatura ambiente, entre  15 y 29º C.

Rote frecuentemente los sitios de inyección.

Cambie la aguja o jeringa en cada uso.

¿Debo ajustar mi dosis de insulina?

Debe medirse más seguido, y hacer los ajustes que le han enseñado en su centro de salud.  Trate de mantener sus niveles de glicemia en el rango que le sugieren (habitualmente entre 80 y 130 mg/dL, y la HbA1c (hemoglobina glicada) < 7%, evitando las hipoglicemias (bajas de azúcar).

¿Si me aparece fiebre u otra molestia?

Intente comunicarse con su centro de atención a la brevedad, para que lo orienten. Tal vez sea necesario acudir a un centro de Urgencias, pero evite las consultas innecesarias para evitar potenciales contagios con coronavirus.

Mídase la temperatura si se siente “extraño” o si las glicemias están elevadas sin explicación clara.

¿Si tengo vómitos y no puedo comer, me inyecto igual la insulina?

Consulte a un servicio de Urgencias, pues en ese caso tal vez sea necesario administrarle glucosa por vía endovenosa, así como la insulina, la que NO DEBE ser suspendida, para evitar elevaciones bruscas y mantenidas de glicemia.

 ¿Y si la glicemia que me controlo está muy alta?

Intente verificar y corregir los motivos por los cuales está elevada: insulina que no haya mantenido refrigeración, dieta inadecuada, síntomas sugerentes de alguna infección (molestias al orinar, herida roja y caliente, etc).

Ajuste la dosis, subiendo la insulina.

Si dispone de cintas reactivas para medirse cetonas en sangre, hágalo.

En caso de dudas, consulte a su centro de atención.

Uso otros medicamentos para la diabetes, ¿debo suspender alguno?

Lo ideal es no hacer modificaciones a menos que su médico se lo indique, pues si usa otros medicamentos asociados con la insulina, es porque los necesita y lo ayudan a manejar la diabetes.

Si usa medicamentos como empaglifozina (Jardiance o Jardiance Duo), dapaglifozina (Forxiga o Xigduo) o canaglifozina (Invokana o Vokanamet), debe asegurarse de poder ingerir bastante líquido, y debe suspenderlo en caso de sentirse enfermo (fiebre, vómitos, boca seca, malestar general importante) y avisar a su centro de atención. Tal vez en ese caso deberá aumentar la dosis de insulina.

En resumen:

EN ESTOS TIEMPOS DE CORONAVIRUS CUÍDESE MUCHO, EVITE CONTAGIOS, NO SUSPENDA SU INSULINA, MÍDASE CON MÁS FRECUENCIA  LA GLICEMIA  PARA AJUSTAR LA DOSIS SI FUERA NECESARIO.

CONSULTE SI PESE A MODIFICAR DOSIS NO LOGRA CONTROL O CREE ESTAR ENFERMO.