Comunicado de SOCHED junto a otras sociedades (ACHINUMET, SOCHINUT y SOCHIPE) respecto a la participación de nuestros especialistas en la generación de políticas públicas destinadas a la población con Síndrome Metabólico y prediabetes

Oct 3, 2019 | Noticias 2019

La Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED) en conjunto con la Sociedad Chilena de Nutrición (SOCHINUT), la Asociación Chilena de Nutrición Clínica, Obesidad y Metabolismo (ACHINUMET) y la Rama de Nutrición de la Sociedad Chilena de Pediatría, expresa su preocupación en relación a la seria problemática de Salud Pública que genera la obesidad y sus graves consecuencias metabólicas, como el Síndrome Metabólico, la Diabetes mellitus 2, la Dislipidemia y la Hipertensión Arterial.

El rápido incremento de la obesidad y diabetes es explicado principalmente por factores ambientales, entre los cuales cabe destacar el sedentarismo, el alto consumo de alimentos hipercalóricos, altos en azúcares y grasas, el bajo consumo de fibra y de grasas saludables, entre otros factores, cuyos niveles son preocupantes de acuerdo con la última Encuesta Nacional de Salud 2016-2017, donde se ha visto un alza en la prevalencia de diabetes de 4,2% el 2003 a 12,3% el 2017. Todo lo anterior tiene un gran impacto en la salud de las personas, en su calidad de vida y en los costos en Salud. Ya es de dominio público que estas cifras van de la mano con las cifras ascendentes de obesidad, entidad que se ha descrito como uno de los factores más influyentes en su desarrollo, el que puede ser claramente modificable

Por tanto, es fundamental el rol que la prevención, diagnóstico y tratamiento del sobrepeso y la obesidad tienen en el desarrollo de la diabetes mellitus 2 y sus complicaciones a futuro. Ambas patologías, obesidad y diabetes, están dentro del grupo de las patologías crónicas no transmisibles, que son las principales causas de morbilidad y mortalidad a nivel mundial. En este contexto, es evidente que las políticas públicas destinadas a la población con Síndrome Metabólico y en particular a aquellas personas con estados prediabéticos asociados, serán las de mayor impacto en el intento por reducir las alarmantes cifras de prevalencia de diabetes en Chile.

Como Sociedades Científicas que agrupan a especialistas con amplia formación y conocimiento en patologías metabólicas, hemos colaborado activamente en diversas gestiones tanto a nivel del Ministerio de Salud como en el Parlamento, las que han tenido como finalidad establecer el mejor enfoque preventivo y terapéutico de estas patologías, en los sistemas de salud pública y privada. Un ejemplo claro de nuestro interés en este tema ha sido el reciente Comunicado Conjunto realizado por 11 Sociedades Científicas y el INTA respecto a clara oposición a la no obligatoriedad de las clases de Educación Física en el nuevo Curriculum de 3er y 4º años de Enseñanza Media.

Teniendo claridad que es rol del Estado el desarrollar políticas públicas destinadas al cuidado y bienestar de la ciudadanía,  se hace un llamado a nuestros gobernantes a que la discusión de estos temas debe tener los más altos estándares técnicos, basados en la mejor evidencia científica disponible. En este sentido, deben contar entre sus protagonistas con los especialistas representados por SOCHED, SOCHINUT, ACHINUMET y SOCHIPE, quienes, responsablemente y con la debida formación académica, podrán aportar la mejor evidencia científica disponible, asociada a una amplia experiencia clínica en el tema.

Respecto a los antecedentes entregados durante una reciente presentación en la Comisión de Salud del Senado, como sociedad consideramos necesario precisar algunos de ellos:

  • El examen de Hemoglobina Glicosilada (HbA1c) no es el mejor método para el diagnóstico de prediabetes, debido a su menor sensibilidad comparativa, lo que no permite utilizarla como herramienta de tamizaje (screening) en el diagnóstico de este cuadro.
  • Este examen requiere de técnicas estandarizadas (bajo el programa de estandarización NGSP) para que pueda ser utilizado como método diagnóstico de prediabetes y diabetes, las que actualmente no están implementadas en una gran parte de los laboratorios clínicos a nivel nacional.
  • No existe un patrón de alimentación único recomendado para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso, sino que en el largo plazo lo importante es mantener una alimentación equilibrada y saludable, incorporando las preferencias y creencias de los pacientes para favorecer su adherencia en el largo plazo, y a la vez implementar políticas que desincentiven el consumo de comida procesada y altamente procesada.
  • En particular la dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, así como la dieta cetogénica no tienen evidencia a largo plazo en la prevención de diabetes ni enfermedad cardiovascular aunque a corto plazo disminuyan el peso y los niveles de hemoglobina glicosilada.
  • Las dietas desbalanceadas para tratar la obesidad están contraindicadas en la niñez y adolescencia, ya que afectan el crecimiento y desarrollo y pueden producir importantes déficits de nutrientes específicos.
  • La principal causa de mortalidad a nivel mundial y nacional es la enfermedad aterosclérotica, cuyo principal factor de riesgo son las dislipidemias, que a su vez se favorecen por un alto consumo de grasas saturadas y trans.
  • Existen patrones de alimentación aplicables a toda la población, con amplios beneficios en la prevención y tratamiento de patologías cardiometabólicas como la dieta mediterránea, que en Chile, gracias a su clima y producción agrícola-ganadera está ampliamente disponible. Este patrón incluye carbohidratos complejos, productos marinos, grasas vegetales saludables (como el aceite de oliva) y limita el aporte de grasas saturadas.

 

Por todo lo anteriormente expuesto, consideramos que la discusión de distintos temas en relación con obesidad, prevención y tratamiento de diabetes u otras área de la Nutrición y la Diabetes , debiéramos ser incluidos entre los asistentes en nuestra calidad de expertos y en consideración a nuestra formación académica al respecto del problema. Para ello, expresamos nuestra mejor disposición a colaborar en la discusión de estos temas.

Sentimos como nuestro deber el aportar nuestra experiencia para enriquecer la discusión y trabajar en el contexto de un equipo multidisciplinario, en busca de lograr mejorar la salud y revertir las alarmantes y ascendentes cifras de trastornos metabólicos ya expuestas.

Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED)
Sociedad Chilena Nutrición (SOCHINUT)
Asociación Chilena de Nutrición Clínica, Obesidad y Metabolismo (ACHINUMET)
Rama de Nutrición Sociedad Chilena de Pediatría (SOCHIPE)