IDIMI celebró sus 30 años de existencia, en emotiva ceremonia que incluyó homenaje a miembros SOCHED

Jun 10, 2019

El Instituto de Investigaciones Materno Infantil (IDIMI) conmemoró sus tres décadas de existencia el jueves 23 de mayo, en una actividad que tuvo como propósito efectuar un recorrido por su historia y hacer un homenaje a sus Directores históricos. Es así como su actual directora, la Dra. María Cecilia Johnson, presidenta del Comité de Investigación de la Sociedad Chilena de Endocrinología y Diabetes (SOCHED) se refirió al carácter multidisciplinario del equipo que lo compone, y destacó las fortalezas del Instituto. «El IDIMI se ha caracterizado por tener una visión de ayuda hacia el país a través de su actividad asistencial en el Hospital San Borja Arriarán. Desde ahí surge el desarrollo de la investigación y la docencia», afirmó.

En este sentido, la profesora Johnson señaló los aportes efectuados en diabetes infanto-juvenil, la Ley Ricarte Soto con la implementación de bombas de insulina, y la participación en programas del Ministerio de Salud (Minsal) que fueron dirigidos a niños con hipotiroidismo congénito. En la actualidad, el IDIMI atiende a más de 6.000 personas relacionadas con estas patologías. En tanto, en el área de Medicina Reproductiva, más de 10.000 personas se han visto beneficiadas con los estudios de infertilidad masculina y femenina, y también con los programas de FONASA de fertilización in vitro. Además, señaló que en los 30 años del Instituto, se ha formado a 26 becados del Programa de Endocrinología Infantil, de los cuales 4 corresponden a extranjeros, provenientes de Latinoamérica. A su vez, 38 becados realizaron el Programa de Medicina Reproductiva, de los cuales, 14 fueron foráneos, también provenientes de diferentes países latinoamericanos.

Durante la ceremonia los Dres. Fernando Cassorla Goluboff y Luigi Devoto Canessa, ambos miembros de SOCHED y, en forma póstuma, el Dr. Francisco Beas Franco, quien también formó parte de nuestra Sociedad y que en 2011 fue reconocido como socio honorario, fueron reconocidos con la medalla Ética y Servicio de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, por sus importantes contribuciones al desarrollo del IDIMI en sus 30 años de historia.